El funcionamiento de mercado de divisas o como también es conocido mercado de tipos de cambio, refiere específicamente a la fijación de precios  de una moneda con respecto a la otra  (par de monedas) permitiendo entre otras cosas la realización de coberturas de riesgo de tipo de cambio como es el caso de la inversión en moneda extranjera, lo que en otras palabras es definido como el beneficio en favor del intercambio de fondos entre naciones quienes para algunos casos se encuentran en con excedentes de liquidez o caso contrario necesitan dicha liquidez.

Su funcionamiento radica en el cumplimento de dicho objeto donde las monedas de un país respectivo se identifica  por códigos de tres dígitos, ejemplo ISO 4217 y los pares de divisas en un expresión de 6 letras como EURUSD que significa  tipo de cambio del dólar respecto al euro.

Dichas letras  resumen la siguiente información de cada moneda que representan:

  • Las tres primeras letras del par denotan siempre la moneda base (EUR)
  • Las tres segundas letras del par refieren siempre a la moneda cotizada (USD)
  • Mientras que el precio del par de monedas (divisas) define el número de unidades de moneda cotizada (X$) por unidad de moneda base (1€)

A diferencia del mercado de la Bolsa de Valores, el mercado de divisas es uno independiente y libre de reglas externas, de carácter privado donde no cabe la presencia de un órgano de compensación y liquidación que intermedie entre las partes, que sirva de garante para el cumplimiento de las obligaciones firmadas en el contrato particular del cual hace alusión dicha actividad.

El funcionamiento del mercado de divisas se encuentra en funcionamiento todo el día las 24 horas durante 5 días a la semana, con un gran número de centros operativos en ciudades destacadas como Singapur, Toronto, Tokio, Chicago, Nueva York, Sídney, Hong Kong, Sídney, Londres,  entre otras.